miércoles, 22 de abril de 2009

La Ecología que nos rodea


Encontrar la naturaleza en nuestro barrio


Ya que las ciudades y suburbios ofrecen abundante vida silvestre, en rincones y grietas puede ser difícil detectar a los animales que viven en medio de nosotros. Muchos prosperan entre calles pavimentadas, aceras, edificios, y torres de departamentos. Hay animales en abundancia en el suelo de los patios o jardines, hasta en las macetas del balcón o la terraza; haciendo nidos en los árboles que bordean las avenidas, y zumbidos que rondan las flores que embellecen nuestros parques. Para encontrar estas criaturas, sólo tenemos que parar, mirar y escuchar. El drama de la naturaleza es que en la actualidad la encontramos mayormente en la ventana o en jaulas en lugar de disfrutar del baño de las aves en las fuentes o las flores en los parques. En la observación de los animales que comparten nuestro hábitat, nos convertimos en una parte de su bello, complejo y apasionante mundo. Estación tras estación, las ciudades ofrecen diversos ecosistemas para explorar. Si nuestra búsqueda de la fauna urbana y suburbana es un reto, echemos un vistazo a nuestra comunidad con los ojos de un animal. Donde hay arbustos y flores podemos encontrar insectos, como mariposas, escarabajos, arañas. Los insectos, a su vez, atraen a las aves que de ellos se alimentan.
Por la noche, una comunidad diferente de animales despierta al mundo. Algunos más agradables que otros, si, pero que brindan al paisaje otra visión.
Reconociendo que compartimos nuestra ciudad con una amplia gama de animales puede hacer que nos sintamos como una parte del gran círculo de la vida y nos ayudará a apreciar la importancia de un entorno urbano saludable.
El dulce canto de las aves, el zumbido de las abejas, los chirridos pueden ser una sinfonía que nos ayude a desarrollar una relación más profunda con la naturaleza del mundo.

Ahora tengo que irme, mis dos casitas para pájaros esperan que ponga el alpiste , para las aves que también ya vienen solas en busca de alimento y agua para tomar; hasta tengo que acomodar la maceta donde se bañan….

Es hermoso cuando los domingos desayuno en mi terraza con algún renegrido picoteando y dejando ver la belleza con que la naturaleza lo dotó.-


Y vos qué haces para acercarte más a la naturaleza?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bella reflexion sobre los animales en casa que podemos adoptar y criar, unaforma de contribuir con la ecologia del planeta.
Pero imaginese quienes tienen mascotas como perritos, encerrados llorando todo el dia sin que nadie los atienda, ni cubra sus necesidades, agresivos por consecuencia, fastidiando a vecinos y que sirven como monitos cuando llegan del trabajo, por favor¡¡¡ yo tambien alimento pajaros y les pongo agua para verlos bañarse y promuevo hacer nidos de pita, hojas de maiz, cabulla tejida y colocarlos en todos los balcones, el solo oir pajaros cantando a cualquier hora es una bendicion del cielo y sus colores amarillo sol dorados en los canarios, los azulejos, las reinitas amarillas y negras ya son un cuadro pintado por el creador magico de este hermoso planeta. rendirle homenaje al valle con la ausencia de ruidos desagradables es poco. Ojala despierten conciencia y sean mas humanos.

Clr Patricia Ugo dijo...

Hola Anonimo.Lamento no poder usar tu nombre para contestarte.Es verdad que muchos jóvenes, universitarios o no no respetan a sus mayores, es verdad que muchos padres no educan a sus hijos en valores como deberían, pero generalizar no construye,además desde un punto de vista filosófico la generalización nos lleva a la nada.Pensemos en cambio que podemos hacer para construir u mundo en valores y no quedarnos solo en la crítica.Te agradezco tu reflexion y espero tu visita