lunes, 27 de agosto de 2007

Sobre el DAR

“Dando uno se enriquece”
Madre Teresa de Calcuta

¿Qué es dar?

Responder a esta pregunta nos lleva a una serie de ambigüedades. Para algunos, dar significa “renunciar”, “sacrificarse”; para otros, que le dan un sentido económico, dar implica siempre “recibir algo a cambio”; otros en cambio, interpretan el dar en un “sentido productivo”
El dar constituye la más alta expresión de nuestra potencia como seres humanos. Es decir, al dar experimentamos nuestra fuerza, nuestra riqueza y nuestro poder. Si lo interpretamos en este sentido, sentimos más felicidad al dar que al recibir.
Al dar nos damos a nosotros mismos, es decir, lo más precioso que tenemos, para poder así, en el encuentro con el otro enriquecernos; ya que cuando damos, no podemos dejar de recibir lo que damos a cambio.
Como diría Carl Rogers: el amor cuando se da es porque no tenemos necesidad de ataque, de posesión ni de defensa. Dar, entregar y no esperar nada, por ello hay que aprender a amar.


Y vos, cómo concebís al dar?
Espero tus comentarios
Cariños
Patricia

Read More...

La recompensa

Un cuento como introducción al tema de "Dar"

Hubo una vez un agricultor de apellido Fleming que mientras trabajaba en su campo vió a lo lejos un niño aterrorizado, gritando y luchando; tratando de liberarse de un gran hoyo lleno de lodo en el cual había caído y no podía salir. El agricultor Fleming salvó al niño de lo que pudo ser una muerte lenta y terrible.Al siguiente día, un carruaje muy pomposo llegó hasta los predios del agricultor inglés. Un noble, elegantemente vestido, se bajó del vehículo y se presentó a sí mismo como el padre del niño que Fleming había salvado."Yo quiero recompensarlo," dijo el noble inglés. "Usted salvó la vida de mi hijo." "No, no puedo aceptar una recompensa por lo que hice," respondió el agricultor inglés, rechazando la oferta.En ese momento el propio hijo del agricultor salió a la puerta de la casa de la familia. "¿Es su hijo?" preguntó el noble inglés."Sí," respondió el agricultor lleno de orgullo."Le voy a proponer un trato. Déjeme llevarme a su hijo y ofrecerle una buena educación. Si es parecido a su padre crecerá hasta convertirse en un hombre del cual usted estará muy orgulloso." El agricultor aceptó.Con el paso del tiempo, el hijo del agricultor se graduó de la Escuela de Medicina del St. Mary's Hospital en Londres, y se convirtió en un personaje conocido a través del mundo, el notorio Sir Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina.Algunos años después, el hijo del noble inglés, cayó enfermo de pulmonía. ¿Qué lo salvó? La Penicilina. ¿El nombre del noble inglés? Randolph Churchill. ¿El nombre de su hijo? Sir Winston Churchill.
Alguien dijo una vez: Siempre recibimos a cambio lo mismo que ofrecemos.

En la próxima entrega hablaré del "Dar"
Espero tus comentarios

Read More...

viernes, 17 de agosto de 2007

Si me muero mañana

Si me muero mañana ,
Mi miedo a la muerte
Desaparecerá

Si me muero mañana ,
Lamentaré
A tu lado no estar


Si me muero mañana
Dejaré de ser yo
Para no ser lo que soy

Si me muero mañana
Mi alma te buscará para hacerte saber
Que con vos estoy, acompañándote
Para que juntos volvamos a caminar.

Read More...

jueves, 16 de agosto de 2007

Empatía-Virtud y ejercicio-Tercera entrega

En la entrega anterior vimos qué era la empatía y la frase que te dejé para reflexionar nos muestra una de las actitudes que se interpone a la empatía y es el juzgar.-
Con qué facilidad caemos en juzgar la actitud de los demás sin detenernos a tratar de comprender las razones que los llevan a actuar de determinada manera. Después de todo:

“Las cosas no son como lo que parecen sino como nosotros las vemos”

La empatía nos ayuda entonces a relacionarnos mejor con los demás, a tener mejores relaciones, a conciliar, resolver problemas y llegar a un mejor acuerdo de partes, sumando voluntades y esfuerzos para poder lograrlo.-
Ahora,….¿Cómo podemos cultivarla?

Primer Paso: Entendernos a nosotros mismos (autoconciencia). Sin ello sería imposible poder brindar nuestra comprensión a los otros.-

Segundo Paso: Escuchar nuestros deseos y necesidades. Así podremos luego escuchar con genuino interés lo que los otros nos están diciendo.

Tercer Paso: Hacer que los otros confíen en nosotros ; brindando nuestro afecto y atención sin juzgarlos, criticarlos o interviniendo en sus vidas a menos que nos lo hayan pedido.

Tal y como dijimos antes, es dar AMOR, dándoles a los otros la posibilidad de ser dueños de su destino y experiencia.
Recordemos que sólo una vez que experimentamos los sentimientos del otro podemos entender porqué ese otro sintió y actuó como lo hizo; por ejemplo como cuando no eras madre y criticabas a la tuya por determinadas actitudes y luego al ser madre te das cuenta de que no estaba tan equivocada. A este tipo se la llama “Empatía diferida”.
Espero te sea de utilidad y aguardo tu comentario.

Read More...

martes, 14 de agosto de 2007

Empatía-Virtud y ejercicio-Segunda entrega

El valor de la empatía es reconocido ampliamente. Sus efectos han sido probados tanto en la anécdota cotidiana como en investigaciones.-

El psiquiatra Alfred Adler definió a la empatía como:

“el mirar con los ojos del otro, oir con los oídos del otro, sentir con el corazón del otro”

En otras palabras:
· Es sentir como el otro siente
· Es poder ponerse en los zapatos del otro; es decir, adoptar su marco de referencia interno
· Es liberarnos de nuestra persona para poder sentir como el otro siente
· No es simpatía (aunque algunos la confundan con ella)
· Es hermana de la compasión y como tal surge del corazón
· Es hija del amor incondicional
· Compromete a la persona en su totalidad (tanto a nivel de pensamiento, sentimiento y nivel físico)
· Amplifica o intensifica la motivación de aliviar la necesidad del otro
· Su ejercicio nos transforma y enriquece

Ahora bien; ¿Se nace o se hace uno empático?
Algunas formas de empatía las poseemos desde el nacimiento, como por ejemplo cuando el bebé llora al oir llorar a otro bebé.-
Es probable que algunas personas sean más predispuestas a experimentar la empatía; sin embargo, lo que si podemos afirmar es que la empatía cambia significativamente la calidad de nuestra vida como así también la de aquellos que están a nuestro alrededor.-
Te dejo esta frase para que sea el comienzo de nuestro próximo encuentro:


“Antes de juzgar a tu hermano camina en sus mocasines durante dos semanas”

Luis Castañeda

Read More...

miércoles, 8 de agosto de 2007

Empatía - Virtud y ejercicio- Primera entrega

Para comenzar esta serie de entregas sobre la empatía elegí un poema para reflexionar. Espero lo disfruten....Nos encontraremos luego para adentrarnos en el mundo de la empatía.

NO TE RIAS DE UN COLLA

No te rías de un colla que bajó del cerro,
que dejó sus cabras , sus ovejas tiernas, sus habales yertos;
no te rías de un colla, si lo ves callado,
si lo ves zopenco, si lo ves dormido.
No te rías de un colla, si al cruzar la calle lo ves correteando
igual que una llama, igual que un guanaco,
asustao el runa como asno bien chúcaro,
poncho con sombrero, debajo del brazo.
No sobres al colla, si un día de sol
lo ves abrigado con ropa de lana, transpirando entero;
ten presente, amigo, que el vino del cerro,
donde hay mucho frío, donde el viento helado rajeteó sus manos y partió su callo.

No te rías de un colla, si lo ves comiendo su mote cocido,
su carne de avío, allá, en una plaza, sobre una vereda, o cerca del río;
¿menos! Si lo ves coquiando por su Pachamama.
El bajó del cerro a vender sus cueros, a vender su lana,
a comprar azúcar, a llevar su harina; y es tan precavido,
que trajo su plata, y hasta su comida, y no te pide nada.

No te rías de un colla que está en la frontera pal lao de la Quiaca
o allá en las alturas del abra del Zenta; ten presente, amigo,
que él será el primero en parar las patas cuando alguien se atreva a violar la Patria.

No te burles de un colla, que si vas pal cerro,
te abrirá las puertas de su triste casa, tomarás su chicha, te dará su poncho,
y junto a sus guaguas, comerás un tulpo y a cambio de nada.

No te rías de un colla que busca el silencio,
que en medio las lajas cultiva sus habas
y allá, en las alturas, en donde no hay nada,
¡así sobrevive con su Pachamama!

FORTUNATO RAMOS

Read More...