martes, 14 de agosto de 2007

Empatía-Virtud y ejercicio-Segunda entrega

El valor de la empatía es reconocido ampliamente. Sus efectos han sido probados tanto en la anécdota cotidiana como en investigaciones.-

El psiquiatra Alfred Adler definió a la empatía como:

“el mirar con los ojos del otro, oir con los oídos del otro, sentir con el corazón del otro”

En otras palabras:
· Es sentir como el otro siente
· Es poder ponerse en los zapatos del otro; es decir, adoptar su marco de referencia interno
· Es liberarnos de nuestra persona para poder sentir como el otro siente
· No es simpatía (aunque algunos la confundan con ella)
· Es hermana de la compasión y como tal surge del corazón
· Es hija del amor incondicional
· Compromete a la persona en su totalidad (tanto a nivel de pensamiento, sentimiento y nivel físico)
· Amplifica o intensifica la motivación de aliviar la necesidad del otro
· Su ejercicio nos transforma y enriquece

Ahora bien; ¿Se nace o se hace uno empático?
Algunas formas de empatía las poseemos desde el nacimiento, como por ejemplo cuando el bebé llora al oir llorar a otro bebé.-
Es probable que algunas personas sean más predispuestas a experimentar la empatía; sin embargo, lo que si podemos afirmar es que la empatía cambia significativamente la calidad de nuestra vida como así también la de aquellos que están a nuestro alrededor.-
Te dejo esta frase para que sea el comienzo de nuestro próximo encuentro:


“Antes de juzgar a tu hermano camina en sus mocasines durante dos semanas”

Luis Castañeda

No hay comentarios.: