miércoles, 30 de mayo de 2007

El Primer Día del Resto de mi Vida

El otro día, navegando por Internet, encontré un extracto de un libro de Sara Davidson, con ese título.-
En el mismo la autora, una reconocida periodista, se refiere a su “crisis” al llegar a los 50 como “the narrows”, algo así como la transición; la fase en la vida en que las cosas se vuelven más difíciles antes de volverse más fáciles, como dirían los Budistas.
Esto me dio a pensar que de alguna manera a todas nos pasa que algunas cosas se nos vuelven más difíciles, nos cuesta más dormir, o nos cansamos antes de terminar los quehaceres, no duramos toda la noche despiertas y casi impecables sin pagarlo caro al día siguiente…., en fin, podría seguir por largo rato, nombrando como el envase nos muestra el paso del tiempo.
Este pasaje, que en un principio parece oscuro, nos presenta a su vez una serie de preguntas, que a veces ni siquiera parecen tener una respuesta clara para estas madres de familia, esposas, amantes, profesionales o amas de casa que hasta ahora podían llegar a llevarse el mundo por delante.
Me puse entonces a pensar en las preguntas que me hago día a día, como:¿Qué me gustaría hacer con el tiempo que me queda? ¿Qué me haría sentir plena?¿Qué no estoy dispuesta a sacrificar o dejar de lado? ¿Cuál es mi misión? ¿Qué puedo dejar como legado?
Después de llantos por las pérdidas, las postergaciones, las arrugas, los rollitos y demás,me puse a pensar en cómo las respondería y fue ahí cuando me di cuenta que todo era cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío…. Estoy convencida que esta ES una oportunidad nueva de trabajar más sobre mí, de dedicarme más tiempo para seguir creciendo como persona, de dar más a los que quiero, y de bajar graciosamente la escalera como dice Carly Simon.
Así algunas trataremos de no quedar “afuera” del sistema; otras trataremos de cambiar aquello que hicimos durante muchos años de nuestra vida para cambiar el rumbo y no seguir al rebaño; otras emprenderemos un camino hacia el futuro sin abandonar la huella que fuimos dejando, por sentir que la experiencia adquirida nos hace más efectivas y exitosas; otras en cambio seguiremos pensando y analizando por algún tiempo qué queremos hacer con nuestra vida….
Cualquiera sea el grupo al cual pertenezcas en este momento de tu vida, estate segura que no estás sola, muchas de nosotras estamos igual, algunas hasta con cirugía mediante para disimularlo, pero aún cuando pienses que no tiene solución, que te vas a quedar tirada el resto de tu vida porque ya no hay más nada porqué vivir…. Olvidate, el mundo se abre ante tus ojos para que puedas verlo ahora de otra manera, con el corazón abierto, sin miedo a lo que vendrá que de seguro te brindará cosas maravillosas, para luego si poder salir de esta transición más fortalecida, más sabia.
El mejor legado para dejar al mundo es VIVIR, y eso no tiene desperdicio, con lo bueno y lo malo, de todo se aprende y no necesito decirte que el recorrido hecho te habrá enseñado mucho; pero todavía hay mucho más por aprender…..
Me gustaría que me cuentes cómo la estás pasando vos, para poder intercambiar experiencias y sentimientos al respecto
Te mando un beso,
Patricia

1 comentario:

Paola Diaz dijo...

¡Hola Patricia! ¡También te vi en Neurona! :-)Te felicito por este blog. Anduve leyendo algunos posts y son muy reconfortantes. Adelante con tu carrera y espero que sigamos en contacto. Un beso, Paola Diaz.